Mi carrito 0,00 € ( artículos )

Usted ha 0 Artículos en la cesta

No hay artículos en su carrito de compras

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (impuestos inc.)
Total envío: (impuestos inc.) Envío gratuito!
Total (impuestos inc.)
Continuar la compra Ir a la caja

Nosotros

Joyeria Muiños es una empresa dedicada a la venta de todo tipo de Joyas y relojes. Nuestros datos de contacto son los siguientes: Joyería Muiños: Calle do Sol 15, Marín, Pontevedra C.P. 36900 

Tel: 986 88 23 22  

E-mail: info@joyeriamuinos.com

whatsapp joyeria muiños  649 79 74 03

Historia de Joyería Muiños

Todo comenzó con una mera pasión por los relojes cuando Antonio Muiños Búa decidió fundar en 1908 una relojería. Natural de Pontevedra y con visión de negocio, fue en la localidad pontevedresa de Marín, un pequeño pueblo marinero, donde asentó las bases para iniciar esta carrera vital y comercial.   La consolidación del negocio llegó del apoyo familiar, bien por parte de su mujer, bien por la ayuda prestada por sus hijos.

Fundador Joyería Muiños
La calle del Sol de Marín en 1908

Se encontraban en una nueva era donde la concepción del tiempo y la consideración de este como "oro" hicieron que el trabajo de un relojero fuera apreciado e imprescindible en los tiempos que corrían. Tener las habilidades y conocimientos de saber reparar una maquinaria compuesta por tan pequeñas piezas de un sigiloso trabajo, hicieron considerar a un relojero como un autentico mago de la mecánica temporal.

El diseño del reloj como un complemento en la vida diaria de hombres y mujeres no tarda en calar en la sociedad como objeto de regalo, de moda, de diseño y como no, de distinción. Los relojes comienzan a tener una gran reputación social pasando a ser un elemento clave en la vida moderna. El reloj de bolsillo se impone en la vida cotidiana y el reloj de pared preside el entorno familiar.

Los años 20 supusieron una era de prosperidad para Joyería Muiños. En 1925 Antonio Muiños Búa decide trasladar su negocio y el taller a una calle más comercial de la misma localidad. A día de hoy y desde 1925 la Joyería Muiños continua presente en la antigua calle Vicenti, actualmente denominada calle del Sol. Pero el auge de la década anterior se vio truncada por los acontecimientos de 1936 obligándolo a cerrar el negocio durante un largo periodo de tiempo.

La pasión por su trabajo hace que Antonio Muiños Búa resurja de nuevo en el mercado con fuerza. Debido a la ausencia de importaciones en la época cualquier reloj inservible era reutilizado para la construcción de otro nuevo.

Nueva generación de la Joyería Muiños
Ya en los inicios de los años 50 tiene lugar el primer relevo generacional de mano de sus hijos Antonio Muiños Álvarez y Emma Muiños Álvarez. Antonio como conocedor del oficio trasmitido por su padre y la atención al cliente por parte de su hermana sostuvieron su recorrido, y este le fue transmitiendo de la misma manera a su hijo sus conocimientos.

En la década de los 80 tuvieron lugar una serie de reformas en el establecimiento comercial con la finalidad de ir atendiendo a las nuevas necesidades. Con el paso de los años los cambios son más constantes, los relojes de cuarzo irrumpen en el mercado con gran fuerza y comienzan a surgir nuevas tendencias en joyería.

Las nuevas formas de visualizar los productos en el punto de venta, van adquiriendo mayor presencia, soportes publicitarios, escaparates y una exquisita presentación de estos hacen que la familia Muiños se adapte a los nuevos tiempos.

Antonio Muiños Sedano nieto del fundador, y María Elisa Sobral García continúan a día de hoy con el negocio fiel a la tradición del taller, fiel a la seriedad en la atención al cliente y como no, fiel a la calidad y al buen servicio de siempre.

Muchos de los clientes de hoy son hijos, nietos o biznietos de los primeros clientes que tomaron la decisión de confiar en su fundador, Manuel Antonio Muiños Búa.

Cabe destacar como reseña que hasta el Rey Don Juan Carlos, en sus tiempos de estudiante en la Escuela Naval Militar de Marín, cuando aún era príncipe se acercó al establecimiento a cambiar una correa de su reloj.

Fachada de la Joyería y Relojería Muiños


Por favor espere...