Mi carrito 0,00 € ( artículos )

Usted ha 0 Artículos en la cesta

No hay artículos en su carrito de compras

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (impuestos inc.)
Total envío: (impuestos inc.) Envío gratuito!
Total (impuestos inc.)
Continuar la compra Ir a la caja

Calificaciones ATM

Cuando compramos un reloj nos preguntamos si podremos introducirlo o no en el agua.

Existen diferentes calificaciones para determinar el grado de resistencia de este a la presión. Estas vienen marcadas en la tapa trasera del reloj con una numeración y las letras ATM (atmósferas), o de la siguiente manera “water resistant” y el número de metros de profundidad que en teoría resiste.

No debemos engañarnos con las numeraciones, porque realmente no resisten lo indicado en condiciones normales. Las pruebas de es tanqueidad a las que son sometidos los relojes en las fábricas son pruebas de presión estáticas y en vacío. Por lo que no tienen en cuenta los cambios bruscos de presión por los movimientos del reloj bajo el agua, ni los cambios de temperatura. Explicaremos por tanto lo recomendado en cada una de estas calificaciones.

  • Un reloj marcado con 30 metros / 3 ATM a pesar de la calificación únicamente podrá mojarse accidentalmente (gotas de lluvia, salpicadura de agua).
  • Un reloj marcado con 50 metros / 5 ATM se espera que aguante el agua sin sumergirse, por ejemplo haciendo natación o mientras se ducha.
  • Un reloj marcado con 100 metros / 10 ATM debe ser capaz de resistir el contacto con el agua sumergiéndose sin botella.
  • Los relojes marcados con 500 metros / 50 ATM y 1000metros/ 100 ATM son los aptos para sumergirse con botella.

También debemos tener en cuenta otros factores que influyen en la estanqueidad de los relojes. Con el paso del tiempo, las juntas o gomas que el reloj lleva en la corona, pulsadores y sobre todo en la tapa trasera se van deteriorando, debido a temperaturas excesivas o cambios bruscos de esta, productos químicos, abrir y cerrar el reloj para el cambio de pila...

Por ello se recomienda cambiar las juntas de sellado cada 2 o 3 años.

No se debe pulsar los botones ni extraer la corona del reloj bajo el agua. Algunos pulsadores, mientras que otros ya vienen expresamente preparados para poder utilizarlos. En el caso de las coronas para relojes sumergibles, son más recomendables las coronas de rosca, al igual que las tapas roscadas.

En cualquiera de las indicaciones de estanqueidad, cuando el reloj es abierto por cualquier motivo, se debe solicitar una prueba de hermetismo para garantizar las condiciones de estanqueidad de fábrica si lo desea.

Los relojes como norma general durante sus dos años de garantía cubren la entrada de agua siempre que este no haya sido abierto.


Por favor espere...