Mi carrito 0,00 € ( artículos )

Usted ha 0 Artículos en la cesta

No hay artículos en su carrito de compras

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (impuestos inc.)
Total envío: (impuestos inc.) Envío gratuito!
Total (impuestos inc.)
Continuar la compra Ir a la caja

El oro y sus quilates

El oro y sus quilates

Es frecuente escuchar o leer “oro de Ley” o “plata de Ley”, pero ¿cuál es el significado de Ley como unidad?.

Se entiende por Ley al porcentaje de oro puro contenido en una pieza, expresado en quilates o en milésimas. Por tanto el quilate es una unidad que mide la ley de una joya.

A parte de ser una unidad para determinar el grado pureza de los metales preciosos, es también una unidad de masa que representa un peso de 200 miligramos (0,2 gramos) en el Sistema Métrico Decimal.

Para la utilización del oro en joyería es necesario su aleación con otros metales como plata, cobre, paladio… Esto es debido a que el oro es un metal blando y en caso de no alearlo se rayaría con una facilidad asombrosa.

24 son lo máximos quilates que contiene el oro (oro puro). Sabiendo esto y teniendo en cuenta que los quilates nos indican la proporción de oro contenido en una aleación, en una pieza de 18 quilates por ejemplo, su componente en oro sería de 18/24, dicho de otra manera, su pureza en oro sería de 750,00 milésimas o del 75%.

En España, la fabricación de joyas normalmente es en oro de 18 quilates. Como norma general podremos encontrar la marca o sello en las piezas. Estas están marcadas con el número de quilates seguido de la letra K. Suelen estar marcados en los broches o cierres de cadenas de pulseras y pendientes, y en el interior de los anillos.

A parte de incrementar la dureza de una pieza, con las aleaciones también se pueden conseguir diferentes colores

El oro amarillo de 18 quilates es 75% de oro puro, 12,5% de plata pura y 12,5% de cobre.

El oro amarillo de 14 quilates es 58.3% de oro puro, 20,8% de plata pura y 20,8% de cobre.

El oro blanco. Para conseguirlo se suele alear un 75% de oro con un 16% de paladio y 9% de plata. Cualquier joya de oro blanco necesita un acabado de rodio. El oro blanco tiende a perder su brillo debido a su uso, este baño de rodio, además de conservarlo le proporciona un brillo muy peculiar al oro blanco.

Oro rojo: 18 quilates es 75% de oro y 25% de cobre.

Oro rosa: 18 quilates es 75% de oro, 20% de cobre y 5% de plata.

Oro gris: 18 quilates es 75% de oro, 15% de níquel y 10% de cobre.

Oro azul: 18 quilates es 75% de oro y 25% de hierro.

Oro verde: 18 quilates es 75% de oro y 25% plata.

Como vemos con  las aleaciones son muchos los colores que se pueden crear pero cabe comentar que en los colores que se obtienen, excepto en el oro blanco, es predominante el amarillo, es decir el oro verde no es verde, sino amarillo con tonos verdosos.

En cuanto a sus denominaciones según sus quilates son las siguientes.

El oro de 24 quilates se denomina oro puro.

El oro de 18 quilates se denomina oro alto o de primera ley. 75% oro o 750 milésimas.

El oro de 14 quilates se denomina oro medio. 58,50% oro o 583,33 milésimas.

El oro de 10 quilates se denomina oro bajo. 41,70% oro o 416,67 milésimas.

Todo lo que esté por debajo de esto ya se consideran baños de oro o chapados.

Dejar un Comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se mostrará)
   Página web: (Url con http://)
* Comentario:
Escribir Texto
Por favor espere...